miércoles, 18 de marzo de 2009

Slumdog millionaire (2008) dir. Danny Boyle



El director inglés Danny Boyle regresa con nueva producción, luego de estar alejado por algún tiempo de hacer grandes películas como Trainspotting, Tumba al ras de la tierra o, incluso, 28 days later, en esta ocasión nos entrega un trabajo de esos que aparecen solo cada año, cautivando a público y crítica por igual con una cinta cautivadora, esperanzadora y colorida.


Al momento de enterarme de la existencia de Slumdog Millionaire, lo primero que apantalla es la cantidad de premios que recolectó (incluso antes de los Oscares o los BAFTA) lo cual deja una sensación de necesidad de disfrutarla. Lo primero que pasó por mi cabeza es que se trataba de una cinta cruda, al estilo del director, esperaba algo más hardcore, a los 25 minutos de metraje tuve que rebobinar mi cerebro y ubicarme en el contexto de una película romántica filmada en Bombay.

Esta trata acerca de de Jamal, un niño que, nace en la inmundicia de los barrios bajos de Bombay (o Mumbay), junto con su hermano Salim y la pequeña Latika, quién, más adelante se convierte en el amor de su vida y en el hilo conductor de la historia. Gracias a su participación en un concurso de televisión y ganarse 20 millones de rupias, es acusado de hacer trampa, la policia lo interroga (depués de torturarlo) mientras el jóven Jamal nos cuenta la dolorosa, y llena de coincidencias, historia de su vida.

El director nos muestra una cinta cruel en cierto sentido, no se detiene en mostrar la pobreza de los barrios bajos de Bombay, así como denunciar (de modo algo extraño) injusticias y modos de vida exóticos de la India. Con una fotografía, diseño de producción, edición y sonido, francamente impresionantes. Entre todo esto el cineasta se queda a la mitad pues da giros narrativos impredecibles, llevando al espectador del drama puro, a la comedia simple (y, aveces algo tonta) hasta el romanticismo que llega a caer en lo cursi. Más allá de lo impactante de las imágenes y los simbolismos evidentes la historia no llega a cuadrar del todo. Muchos la compararán con Ciudad de Dios, sin embargo, Meirelles a comparación de Boyle sigue la misma línea del drama para retratar la crudeza y no quita el dedo del renglón hasta finalizar el metraje. Slumdog Millionaire comienza siendo una cinta cruel, continua con una historia de amor y termina con un musical, sin que ninguna de estas (tal vez el musical) llegue a cuajar al final.

Gran película, eso si, esperanzadora y deja al espectador con un buen sabor de boca, pero aguas con tomarsela demasiado en serio pues podria decepcionarlos.

CALIFICACIÓN: MB

Calificaciones:

E = Extraordinaria

MB = muy buena

B = buena

R = regular

M = mala

AS = asquerosamente mala

2 comentarios:

Mp. dijo...

gracias,
por cierto, qué bella fotografía no te parece...
me recuerda a una canción:
"estoy en busca de uno naranja y verde
bajo las sábanas pasa la noche su luz"
linda linda linda,
qué puedo decir, fue mi motivo para prenderle a los
oscares.
Mp

togno dijo...

Pues... me gustó mucho, aunque no se me hizo la gran película jeje.

Me gustaron los números musicales ¿a tí no?