viernes, 18 de junio de 2010

Moon (2009) dir. Duncan Jones

Ópera prima del hijo de David Bowie se revela como una de las cintas de ciencia ficción más originales que he visto en los últimos años (tal vez superada, solo por District 9). La muestra perfecta de que no se necesitan efectos especiales espectaculares, famosas estrellas y millones de dolares en la producción para crear una cinta de este género, claro ejemplo de cine independiente e inteligente.

Narra la historia de Sam Bell (Un más que maravilloso Sam Rockwell) quien se encuentra aislado en una base lunar minera que se encarga de suministrar combustible saludable a la Tierra. Alejado de todo contacto humano, solo convive con su robot llamado Gerty (con la genial voz de Kevin Spacey), una especie mucho menos siniestra que el HAL 9000 que se encarga de "mantenerlo a salvo". Sam cuenta los días para salir por fin de la base espacial y reencontrarse con su familia luego de varios años de retraimiento. A un par de semanas de dejar la base Sam sufre un accidente que le hará darse cuenta de que no está solo en aquel lugar y, además, es parte de una gran falacia corporativista. 

Manejada como un thriller de suspenso laberintico, Moon tiene un ritmo pausado pero bien llevado. A la par de una margínica fotografía, diseño de producción y una música de Clint Mansell que logran una estética inmejorable de ciencia ficción.  Mucho más parecida a 2001: Odisea espacial que a cualquier cinta hollywoodense del género. Duncan Jones maneja diversos temas en medio de la confusa pero sumanente ágil trama. Se mete en una tesis acerca del doble yo, la inteligencia artificial y la crítica al corporativismo. Todo para otorgarnos una cinta muy disfrutable en términos de entretenimiento, al igual que muchos cuestionamientos filosóficos y morales. 

Otro gran acierto del filme es la gran interpretación de Sam Rockwell, quien se la juega otorgando a un personaje muy complejo, el espectador es inmediatamente seducido por el juego de personalidades que propone el director y que es llevado de la mano por el actor. Además del personaje de Gerty quien, en base a la voz de Kevin Spacey y una serie de emoticos (felices, tristes y preocupados) logran dar en el blanco a la emoción y proyectar lo que la narrativa necesita. En resumen una cinta súper recomendable, especialmente para los amantes del género, luego de estas grandes cintas quedo convencido de que la ciencia ficción ha encontrado nuevas voces que la llevarán a un siguiente nivel. 


Calificación: E




1 comentario:

Jorgee dijo...

una de las mejores del 2009 sin dudas... que debió de haber corrido con mejor público y premios....

y felicidades por el nuevo diseo de tu blog!

saludos"